Es importante tener en cuenta una serie de consideraciones para realizar un uso correcto de las mascarillas.

Las mascarillas son EPIs (equipos de protección individual). Su función es proteger y protegerse de la exposición de contaminantes a través de las vías respiratorias. No sólo se utilizan para el covid-19, sino en multitud de casos (aislamiento por gotas, aislamiento inverso, etc).

Tipos de mascarillas

1. Mascarilla quirúrgica

En los centros sanitarios, se usan para proteger a los pacientes de infecciones provenientes de los profesionales. Están diseñadas para filtrar las partículas que emite el usuario al respirar, impidiendo que éstas salgan al exterior al hablar, toser o estornudar.

mascarilla quirúrgica

También sirven para proteger a quien la lleve de gotas de gran tamaño de cualquier tipo de fluido biológico.

Debido a su falta de sellado completo, no son las adecuadas para proteger en caso de exposición a procedimientos generadores de aerosoles. Para ello, se deben utilizar las mascarillas FFP2 o FFP3.

En el caso del covid-19, las mascarillas quirúrgicas sirven para proteger a los demás si estamos contagiados, pero no son las mejores para protegernos del virus.

2. Mascarillas de alta eficacia

Protegen a la persona que las lleva puesta. 

Impiden que las partículas y aerosoles líquidos presentes en el ambiente sean inhalados.

Mascarillas alta eficacia

Existen varias formas (cónica, horizontal y vertical) pero lo que condiciona su eficacia es la siguiente clasificación:

  • FPP1: eficacia de filtración 78%
  • FPP2: eficacia de filtración 92%
  • FPP3: eficacia de filtración 98%

Elegiremos una u otra en función de la toxicidad del agente contaminante y su concentración ambiental.

Algunas tienen válvula de exhalación para evitar la condensación y son las indicadas en caso de tener que ser utilizadas durante uso prolongado. El problema que tienen es que no filtran el aire exhalado, por lo que no se deben colocar en pacientes. 

Por tanto, en cuanto a su uso en presencia de covid-19, las mascarillas con válvula no deben ser utilizadas en personas contagiadas porque no evitan que el virus se propague.

Correcto uso de las mascarillas

Para utilizar correctamente las mascarilla, es preciso:

  • Utilizar la más adecuada según el grado de riesgo y situación (proteger o protegernos).
  • Lavarse las manos antes de colocarla y después de retirarla.
  • Colocarla antes de entrar en la zona de riesgo y retirarla cuando salgamos.
  • Ajustarla correctamente.
  • No tocar la parte frontal con las manos.
  • ¡No reutilizarla!

¿Cuál debo elegir?

La pregunta correcta sería: ¿necesitas usar mascarilla? En este vídeo de la OMS puedes encontrar respuesta  a esta pregunta: 

Si eres personal sanitario, sí. Debes elegir la mascarilla en función del riesgo que tengas, conociendo las características de cada una, según hemos explicado anteriormente, y de la situación a la que te vayas a enfrentar.

Si estás enfermo con covid-19 o con sospecha, y no puedes mantenerte en aislamiento porque compartas casa o debas acudir a un centro sanitario, debes utilizar una mascarilla quirúrgica para evitar contagiar. Si usas una mascarilla con válvula de exhalación, puedes contagiar, así que la mejor opción es la quirúrgica.

Hay que tener cuidado con el hecho de que el uso tanto de mascarilla como de guantes puede llevarnos a una falsa sensación de seguridad. No hay que descuidar el resto de medidas de higiene y prevención, como son:

Un uso incorrecto de la mascarilla puede ser contraproducente.

Referencias